Dales Voz a Las Víctimas

Inicio » Uncategorized

Category Archives: Uncategorized

UNA MINA ANTI-CARRO HIERE A UN PASTOR EN EL SAHARA OCCIDENTAL

1482003233

Foto Saharazoom

Ayer, 17 de diciembre de 2016, se produjo un nuevo incidente de mina, que causó heridas en las piernas a un pastor. A más de 270 km de la ciudad de Dakhla, en la región de Auserd, el hombre -cuya identidad no ha trascendido- conducía su Land Rover cuando alcanzó una mina y la detonó. La explosión, que causó severos daños en el vehiculo, hirió al conductor, que fue evacuado por efectivos del ejército marroqui de emergencia al hospital militar de Boujdour. Fuentes consultadas confirman que sus heridas no ponen en riesgo su vida.

Con éste suman 10 los accidentes registrados en el lado Oeste del Muro Marroquí en el Sahara Occidente, octavo que se produce por activación accidental de mina anti-carro, que no están prohibidas por el Tratado contra las Minas y ya han causado 8 Víctimas (dos fallecidas) de las 21 que se computan en total en el Sahara Occidental a ambos lados del muro en 2016. Demasiadas.
En un momento en el que, según publicaciones del territorio, muchas personas están saliendo a buscar trufas al desierto, las autoridades marroquíes han avisado a la poblacion sobre el riesgo existente tras las inundaciones del mes pasado, que pueden haber provocado el desplazamiento de las minas a cualquier ubicación. Por ello, están alerta ante posibles accidentes, razón por la cual esta nueva Víctima puso ser atendida y evacuada con rapidez.
Desde Dales Voz a Las Víctimas le deseamos pronta recuperación y enviamos a la familia nuestra solidaridad y compromiso. Quisiéramos poder decir que ojalá fuera la última Víctima de la que tendremos que informar, pero esto sólo ocurrirá con un comprometido esfuerzo colectivo de sensibilización y educación sobre el riesgo de las minas, asi como con la acción conjunta en favor de que Marruecos se adhiera al Tratado de Prohibición de Minas y se pueda poner en marcha un plan integral de acción contra las minas en todo el territorio del Sahara Occidental.
Fuente original del accidente:

UN HERIDO EN EL SÉPTIMO ACCIDENTE DE MINA ANTI-VEHÍCULO EN EL SAHARA OCCIDENTAL

img-20161120-wa0005

© sadasahara.com

El peligro de las minas terrestres y otros restos explosivos de guerra abandonados siempre está acechando en el territorio del Sahara Occidental. Se avisa, se explica, pero la inconsciencia humana no es un factor computable en la sensibilización del riesgo que entrañan todos estos artefactos explosivos. ¿Cómo luchar contra el convencimiento generalizado de que «a mí no me va a pasar»? Nadie está exento de la amenaza. Las minas no discriminan entre sexos, nacionalidades, edades, religiones ni nada. Por mucho tiempo que pase, permanecen activas y esperan escondidas el momento de su aparición estelar. Explotan y dejan tras de sí regueros de sangre inocente, cuerpos heridos o mutilados. Siempre un rastro de destrucción y, a veces, de muerte.

La colaboración ciudadana es vital en esta lucha, como también lo es crear esa conciencia social respecto al peligro de las minas, para que las personas sepan actuar y prevenir así accidentes. Porque cada víctima es una derrota. Cada víctima es un recordatorio de todo lo que falta aún por hacer en la Acción Contra las Minas, en la que tú, yo y todos tenemos un papel protagonista para intentar que disminuya el número de accidentes y de víctimas, mientras no se logra que aumente la superficie de territorio libre de minas.

Ayer, un hombre de 45 años salvó la vida de milagro. Poco antes de las 11 de la mañana, circulaba por la carretera de Smara a El Aaiún, en el Sahara Occidental, cuando decidió abandonar su ruta y desviarse por una pista sin asfaltar. No tuvo en cuenta que la zona, Foum Achkak (a 67 km de El Aaiún), se vio afectada por las inundaciones en el valle Oued Sakia el Hamra de hace unas semanas y en el camino le sorprendió una mina anti-vehículo, que accionó al pisarla con la rueda trasera del Land Rover que conducía. La explosión alcanzó de lleno la parte trasera, pero no le causó heridas graves. Efectivos militares de emergencias le evacuaron en estado de shock al hospital provincial de Smara, donde se certificó que sus heridas no revisten gravedad. Con éste, son 4 los accidentes en las inmediaciones de la ciudad de Smara en circunstancias similares.

Las cifras deberían hacernos reflexionar. Sólo en 2016 se han producido 10 accidentes por minas terrestres en el Sahara Occidental (9 en la zona Oeste del Muro y 1 en la zona Este), que han causado 21 víctimas (4 muertos -dos de ellas eran niñas- y 17 heridos de diversa consideración). Cuando uno piensa en minas se le viene a la cabeza inmediatamente la imagen de una «antipersona», de esas que están prohibidas, pero que siguen matando a diestro y siniestro por todas partes donde hay o hubo un conflicto bélico. Pero lo cierto es que hay más de medio centenar de modelos de minas diferentes y no todas están prohibidas. El Sahara Occidental, uno de los 10 territorios más contaminados del mundo, es un enorme escaparate de todo tipo y modelos de minas terrestres, que han quedado esparcidas por el desierto a merced de la erosión, las lluvias, la acción del hombre y la propia naturaleza, que las lleva arrastradas hasta confines insospechados.

De esos 10 accidentes acumulados en 2016, 7 han sido causados por la activación accidental de minas anti-vehículo, con un balance de 10 víctimas, 7 civiles (2 fallecidos) y 3 militares del Ejército marroquí. Sus vehículos quedaron destrozados y sus vidas y las de sus familiares, tocadas para siempre. No debemos seguir dando tregua a esta lacra. La acción debe ser colectiva, porque nadie está a salvo. Este riesgo es real, a diario, en todas partes. No es cuestión de mapas, ni de echar la vista atrás a ver quién las puso o quién las fabricó. Como en todo, las responsabilidades son compartidas. Es el momento de aunar esfuerzos para lograr que la adhesión de Marruecos al Tratado de Prohibición de Minas y a la Convención de Municiones en Racimo permita una acción internacional contundente, efectiva y dotada de los medios necesarios para descontaminar un territorio que, hoy por hoy, es en sí mismo un peligro.

UNA NIÑA DE 4 AÑOS FALLECIDA Y DOS MENORES HERIDOS EN EXPLOSIÓN DE UNA MINA EN MHEIRIZ

Según informa la Oficina Saharaui de Acción Contra las Minas, ayer, a las 13.30 hrs, se produjo una explosión en Bujazma (Mheiriz) en la que Samia Mahmud Nayem, de 4 años, falleció a consecuencia de las graves heridas producidas supuestamente por una mina antipersona. En el accidente resultaron heridos otros dos menores, que fueron evacuados por los servicios de emergencia del Frente Polisario en la Cuarta Región Militar. Al parecer, uno de ellos se encuentra en estado crítico.

Aunque no se especifican las circunstancias en que se produjo el accidente ni las características de las lesiones sufridas por los tres menores, lo más probable es que se trate de una mina antipersona, única que puede detonarse con el peso de un niño, si bien es frecuente en esa y otras zonas, que los accidentes en los que se ven involucrados menores se deban a la manipulación de municiones en racimo u otros artefactos abandonados de la guerra, que confunden con juguetes o elementos para jugar.

Se trata del primer accidente ocurrido en 2016 en la zona Este del muro marroquí en el Sahara Occidental, controlada por el Frente Polisario y se ha producido en una de las zonas más contaminadas por restos explosivos de guerra de todo este territorio.

Desde Dales Voz a las Víctimas expresamos nuestras profundas condolencias a la familia de la fallecida, así como deseamos una pronta recuperación a los dos pequeños heridos. Al mismo tiempo hacemos un nuevo llamamiento a la unión de esfuerzos para trabajar en la sensibilización de la sociedad saharaui refugiada y de la zona Este del muro para que sepan identificar los peligros, conozcan los riesgos de las minas y otros restos explosivos de guerra, de modo que, entre todos, contribuyamos a disminuir el número de víctimas, mientras instamos a Marruecos a que se adhiera al Tratado contra las Minas y a la Convención contra las Municiones en Racimo, para que se pueda poner en marcha un plan integral de acción contra las minas en todo el territorio del Sahara Occidental. Descansa en paz, Samia.

Fuente original: “El Confidencial Saharaui”

http://www.elconfidencialsaharaui.com/2016/10/muere-una-nina-saharaui-de-4-anos-por.html?m=1

MUERE UN PASTOR EN SMARA POR LA EXPLOSIÓN DE UNA MINA ANTICARRO

FB_IMG_1457732844268

Foto de archivo de ©Smara News del accidente del 11 de marzo, de 2016, en la misma zona

Dady Ibuihi Ibrahim, de 26 años, ha fallecido esta noche en el hospital Hassan Ben El Mehdi de El Aaiún a consecuencia de las graves heridas sufridas en la explosión de una mina anticarro unas pocas horas antes. El accidente se produjo por la tarde, a 60 km al noreste de la ciudad de Smara, en la comunidad rural de Hauza, en la zona de Eskikima, en el territorio del Sahara Occidental controlado por Marruecos, cuando pisó con su vehículo Land Rover el artefacto y lo accionó.

La explosión destruyó por completo la parte delantera del 4×4 en el que viajaba y le causó severas lesiones. La rápida intervención de los servicios de emergencia y su evacuación en un helicóptero permitieron que Ibuihi llegara con vida al centro hospitalario, donde los servicios médicos no pudieron salvar la vida del pastor de camellos.

Este es el octavo accidente del año registrado por explosión de mina terrestre en la zona Oeste del muro marroquí en el Sahara Occidental, con un balance total de 3 fallecidos (entre ellos una niña de 12 años) y 14 heridos de diversa consideración. Seis de los accidentes fueron causados por minas anti-vehículo y sesgaron la vida a Jalifa Uld Ali Uld Mohamed Jer, pastor de 56 años padre de 6 hijos, y a Dady Buihi, en circunstancias muy similares y en la misma región.

Se trata de una zona muy próxima al muro, altamente contaminada de restos explosivos de guerra (REG), entre ellos un número incalculable de minas terrestres, que permanecen activas acechando a sus víctimas bajo la arena del desierto.

Desde Dales Voz a Las Víctimas queremos expresar nuestras condolencias a su familia y entorno, así como reiteramos nuestra petición al Gobierno marroquí para que promuevan su adhesión al Tratado de Prohibición de Minas y a la Convención de Municiones en racimo, a fin de que se pueda implementar en todo el territorio del Sahara Occidental un plan de Acción Contra las Minas integral y eficaz, que salve las vidas de civiles, militares y personal de Desminado Humanitario que se encuentran permanentemente en riesgo. La sangre de Dahi Buihi debería ser la última en derramarse en un territorio donde la guerra terminó en 1991. Descanse en paz.

100 KILOS DE AYUDA PARA LAS VÍCTIMAS DE MINAS

pagina001

Hace unos meses, el Comité de Convivencia del Instituto de Secundaria “Los Alcores”, en San Miguel de Salinas (Alicante), desarrolló una acción para acercar al alumnado a la problemática de las minas terrestres y a la realidad de las víctimas que ocasionan. Allí estuvimos, contando las historias individuales y la colectiva de 20 supervivientes saharauis de esta lacra. Después, el cuerpo docente y los alumnos organizaron una carrera solidaria y lograron recaudar 100 kilos de ayuda para ellos.  El resultado, hemos tratado de hacérselo llegar en esta carta.

Para vosotros, en nombre de las Víctimas de Minas que recibieron vuestra ayuda:

No os podéis imaginar lo que habéis hecho. Ojalá mis palabras alcancen a transmitiros la intensidad y la emoción de los momentos vividos, así como todos y cada uno de los sentimientos que ha despertado vuestra acción solidaria con las víctimas saharauis de minas terrestres. Son ya tres años de lucha compartida con ellos y la primera vez que sienten directamente su efecto. Hombres y mujeres que son los grandes olvidados y no sólo en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia, sino también en los dos territorios del Sahara Occidental divididos por el muro marroquí del que os hablé.

MUNA HAFED 3

Muna Hafed

Por eso, cuando Bachir y Ahmed -que son, junto con las víctimas, la esencia de Dales Voz a Las Víctimas en los campamentos- se presentaron sin avisar en las «jaimas» de nuestros protagonistas con un paquete a su nombre y una carta llegada desde España, aún sin saber qué es ni quién lo manda, cada una de ellas levantó la mirada al cielo diciendo «hamdullah» (gracias a Dios) porque se sintieron queridos, se supieron presentes en corazones desconocidos que se mostraron muy cercanos, los vuestros.

¿Cómo explicaros la impaciencia y el brillo de los ojos de nuestra pequeña Muna Hafed al ver los sobres con vuestras cartas y escuchar atentamente cada palabra que Bachir le traducía con el mismo cariño con que la escribisteis vosotros? Muna repetía «¡qué grandes son!» y lanzaba besos con sus manos desde un rostro aún lleno de metralla.

Y todavía es más de agradecer vuestro gesto por venir de donde viene. No son los 100 kilos de ayuda humanitaria que habéis enviado, sino las toneladas de cariño incondicional que les han llenado el alma por completo. Preguntan cómo habéis sabido de ellos y nos agradecen por la sensibilización, pero en Dales Voz a Las Víctimas no somos de quedarnos con los méritos que no son nuestros, porque si en el IES «Los Alcores» de San Miguel de Salinas sabéis del sufrimiento del pueblo saharaui es gracias a ella, a Koria Badbad Hafed, alumna del centro que no pudo completar el sueño de llevaros a conocer los campamentos, pero que sembró las semillas del conocimiento del conflicto que asola su pueblo, de sus tradiciones y cultura, junto con las de la solidaridad. Unas semillas que germinaron a pesar de que ella os falta hace ya cinco años, porque no la dejaron volver ni decidir quién y cómo quiere ser.

Las víctimas, al saber que vuestra acción nace de la lucha contra una injusticia más, os reconocen la nobleza de vuestros sentimientos y que aún por esto les ha conmovido más, por cuanto vosotros -cuerpo docente y alumnos- sois la evidencia de que defender los Derechos Humanos de Koria no implica denostar al pueblo saharaui, sino que supone una demostración de que defendéis los derechos y las libertades como elementos fundamentales de la construcción de una sociedad mejor, igualitaria y sin discriminación, una sociedad de la que ellos se han sentido parte porque vosotros les habéis abierto un espacio que no tenían. Nunca os van a olvidar y todos y cada uno de ellos os espera con los brazos abiertos para devolver un poco del inmenso regalo de cariño que les habéis hecho. Gracias.

MUERE UNA NIÑA DE 12 AÑOS POR UNA MINA ANTIPERSONA EN EL SAHARA OCCIDENTAL

N-001

Modelos de las letales minas de fragmentación

 

Leila Lebuini, de 12 años, es la segunda víctima mortal por efecto de una mina terrestre en 2016 en el Sahara Occidental. El pasado 11 de mayo, a las 8.40 horas, pisó una mina mientras pastoreaba un rebaño propiedad de su familia en las inmediaciones de la localidad de Legeibat, en la zona de Mahbes, región de Assa-Zag, al norte del territorio bajo control marroquí, al Oeste del Muro. En un instante, una fortísima explosión despedazó su cuerpo y Leila murió en el acto a causa de las amputaciones sufridas.

Al parecer, la pequeña se encontraba con su padre, quien, si bien no sufrió lesiones de consideración, sí tuvo una conmoción fruto de la terrible escena.

Efectivos del Real Ejército Marroquí especializados en desminado, investigan el lugar de la deflagración y los restos de la explosión, a fin de determinar con exactitud el tipo de artefacto que causó la víctima mortal. Aunque diversas informaciones apuntaban a una mina anti-tanque, los expertos aseguran que es arriesgado aventurarse a determinar el tipo de mina terrestre causante de esta desgracia, ya que los modelos de anti-tanque tienen por objetivo la destrucción de vehículos blindados y requieren una presión de 150 kilos para activarlas. Sin embargo, todo apunta a que pueda tratarse de una mina antipersona direccional de fragmentación o del tipo de las saltadoras, que se activan por una ligera presión y matan o mutilan incluso a las personas que se encuentran en su radio de acción, siendo las más letales para los niños.

Con el que ha causado la muerte de Leila, son ya 4 los accidentes producidos en el Sahara Occidental, hasta ahora todos en la zona Oeste del muro marroquí, en el transcurso de 2016, con un balance de 11 víctimas, dos de ellas fallecidas (Jalifa Jer, de 56 años en un accidente producido el 11 de marzo en la ciudad de Smara, y Leila Lebuini) y 9 heridos de diversa consideración, entre los que se incluye al padre de la pequeña fallecida, que sufre un severo trauma psicológico y se encuentra en estado de shock.

Desde Dales Voz a Las Víctimas expresamos nuestro más sincero pésame a la familia de Leila y, una vez más, abogamos a la cordura para que, en un esfuerzo conjunto, se inste al Gobierno marroquí a que se adhiera al Tratado Internacional de Prohibición de Minas, a fin de que puedan desarrollarse íntegramente los trabajos de descontaminación del territorio y la atención a las víctimas en toda su extensión.

EL SAHARA OCCIDENTAL, 7º TERRITORIO CON MÁS ACCIDENTES Y VÍCTIMAS POR MINAS ANTI-VEHÍCULO EN 2015

Foto 2

El Centro Internacional para el Desminado Humanitario de Ginebra (CIDHG) y el Instituto para la Investigación de la Paz Internacional de Estocolmo (SIPRI) acaban de publicar el informe 2015 sobre el impacto humanitario y de desarrollo de las minas anti-vehículo o anti-tanque (AVM), en un proyecto que ya se inició en 2014, en que el primer estudio que realizaron en conjunto fue reconocido como una fuente de consulta y evidencia del impacto de estas armas.

Un proyecto innovador que recaba el 40% de los datos de informes oficiales de programas y organizaciones de Acción contra las Minas; el 47% de reportes publicados en los medios de comunicación, incluidos los alternativos; y el 53% de trabajos de personal de campo, principalmente equipos de desminado humanitario y entidades de atención a las Víctimas. Todo ello permite que se haya podido actualizar el mapa interactivo que CIDHG y SIPRI crearon en 2014, en el que hoy se señalan los 25 estados y territorios afectados por minas anti-vehículo, se determina el número de accidentes y de víctimas en cada uno de ellos, clasificando a las Víctimas entre civiles y personal de fuerzas de seguridad, así como, paralelamente, se estratifican por edades y sexos.

Es un trabajo muy importante y necesario, ya que, en general, se concibe el término «mina terrestre» como armas prohibidas por el Tratado Internacional de Ottawa, aunque esta convención sólo prohíbe expresamente la fabricación, el uso, la compra-venta y el almacenamiento de minas antipersonales (AP). Aunque recabar datos sobre accidentes y víctimas en cualquier lugar es una labor ardua y francamente complicada, especialmente en aquellos donde el conflicto armado permanece activo, este informe de CIDHG-SIPRI ha logrado poner sobre la mesa los datos recabados de distintas fuentes y contrastados -entre ellos, de Dales Voz a Las Víctimas para el Sahara Occidental-, que reflejan un impacto humanitario que amerita que la Acción contra las Minas inicie acciones concretas dirigidas a terminar con esta lacra y a evitar que se continúen ampliando zonas minadas por el mundo entero.

Foto 1

En 2015, en esos 25 países, se produjeron 178 accidentes con minas anti-vehículo, que ocasionaron 598 Víctimas, 320 heridos y 278 fallecidos. Esto supone una media de 3,4 Víctimas por cada explosión de mina AVM, el 60% de ellas, civiles.

El Sahara Occidental ocupa el 7º puesto entre los territorios con más incidentes y Víctimas de minas anti-vehículo en 2015, por detrás Ucrania, Mali, Yemen, Siria, Pakistán y Afganistán, destacando que se produjeron -sólo en explosiones de artefactos de este tipo y a ambos lados del muro- un total de 10 accidentes con 26 Víctimas (7 muertos y 19 heridos), siendo en un 88%, civiles con vehículos 4×4 particulares. Además, el informe señala que en territorio marroquí se produjeron otras 14 víctimas (1 muerto y 13 heridos), todas ellas civiles.

En 2016, CIDHG y SIPRI continúa recabando información, con la colaboración de muchas organizaciones, para actualizar cada 4 meses el mapa. Para ello, han establecido un protocolo para la comunicación de accidentes y víctimas, en el que debe consignarse cuanta mayor información sea posible, a fin de que puedan verificar que han sido provocados por explosiones de minas anti-vehículos. Por ello, Dales Voz a Las Víctimas ha informado -siguiendo este procedimiento- de dos accidentes de mina anti-vehículo en el Sahara Occidental en lo que llevamos de 2016: El primero, ocurrido el 18 de enero en Lemsamir (Mahbes, en la zona de amortiguación del Muro) y el segundo, el 11 de marzo, a pocos kilómetros de la ciudad de Smara (zona Oeste del Muro), con un total de 3 víctimas, una de ellas fallecido. Además, se ha puesto en conocimiento del CIDHG el tercero de los accidentes, que tuvo lugar el 16 de febrero en El Aaiún (zona Oeste de la berma), con 6 jóvenes heridos al manipular un artefacto sin identificar que explosionó. Al parecer, podría tratarse de una mina anti-vehículo, aunque deberán ser los investigadores expertos quienes determinen finalmente si es así.

Aquí os dejamos el enlace del mapa interactivo, a diciembre de 2015. En el mes de junio, se procederá a la actualización con los datos del 1er cuatrimestre de 2016, y el informe detallado del impacto humanitario de las minas anti-vehículo en 2015 en el mundo.

Mapa: http://www.gichd.org/avm#.VwzPTjCLTIV

Informe: http://www.gichd.org/fileadmin/GICHD-resources/rec-documents/Global-mapping-AVM-2015-Mar2016.pdf