Dales Voz a Las Víctimas

Inicio » Uncategorized » DOS HERIDOS, UNO DE ELLOS MUY GRAVE, POR EXPLOSIÓN DE MINA ANTI-VEHÍCULO EN EL SAHARA OCCIDENTAL

DOS HERIDOS, UNO DE ELLOS MUY GRAVE, POR EXPLOSIÓN DE MINA ANTI-VEHÍCULO EN EL SAHARA OCCIDENTAL

Anuncios
IMG-20180731-WA0024

Estado en que quedó el vehículo por la explosión.

Otra vez la explosión de una mina anti-vehículo ha destrozado vidas en el Sahara Occidental. El pasado 27 de julio, Ahmed y Otman, dos pastores que viajaban en un Land Rover 4×4 por una ruta rural a las afueras del pueblo comunal Dcheira, a 25 km al Norte de El Aaiún, en la zona oeste del muro controlada por Marruecos, se vieron sorprendidos por una potente explosión, que destruyó por completo el coche por la parte delantera. Entre los restos del amasijo de hierros en que quedó convertido el motor, milagrosamente estaban ellos dos, vivos, aunque Ahmed, que conducía, presentaba la amputación completa de su pierna derecha y severas lesiones en la cara, torso y brazos por quemaduras e impactos. Otman, con heridas más leves, fue el primero en avisar.

Evacuados de urgencia por los servicios de emergencia del ejército marroquí, ambos fueron ingresados en el hospital Ben El Mehdi de El Aaiún. Otman ya ha sido dado de alta, aunque continúa con un fuerte shock post-traumático y con tratamiento por sus lesiones. A Ahmed le queda mucha lucha aún, desgraciadamente. Está muy grave, pero su vida no corre peligro. Las fotografías de sus cuerpos heridos (que por respeto a las Víctimas no vamos a publicar) denotan la violencia de la explosión y, a la vista de los daños ocasionados al Land Rover, no cabe duda de que se trata de una mina anti-vehículo, explosionada por la presión ejercida al pisarla con todo el peso del motor. Sus ropas hechas jirones, las quemaduras de sus caras y la negrura marcada a fuego en la piel por la mezcla de los restos explosivos, aceite de motor y sangre seca hacen que a uno le caigan lágrimas a chorros de impotencia, rabia y dolor, principalmente, porque todo esto es absolutamente evitable.

IMG-20180731-WA0022

Pero por alguna razón desconocida, desde el 15 de enero de 2017 en que se conoció el fallecimiento de un hombre de 30 años por la explosión de una mina en la provincia de Bojador, en el Sahara Occidental al oeste del muro, ni Marruecos ni el Frente Polisario han hecho públicos más accidentes ni información alguna referida a las víctimas de minas. Sorprende extraordinariamente comprobar en el Informe sobre la situación del Sahara del Secretario General de las Naciones Unidas al Consejo de Seguridad de marzo de 2018, que Marruecos ha sido quien ha informado a la ONU de un total de 4 accidentes provocados por minas u otros restos explosivos de guerra en el Este del muro (zona controlada por el Frente Polisario), con 4 civiles heridos de diversa consideración, además de notificar otras 18 víctimas más en territorio bajo su control, tres de ellos fallecidos.

En uno de los territorios más contaminados por minas del Planeta, resulta que pretenden que creamos no se producen víctimas… Se las callan y ocultan los accidentes por ambas partes. ¿Por qué? ¿Para qué? Si, al final, desgraciadamente, las minas siguen ocultas, acechando el momento para asestar su golpe letal y la información es vital para salvar vidas. Una de las principales obligaciones de la Acción Contra las Minas es, precisamente, alertar de los riesgos, sensibilizar, educar y concienciar de sus peligros. Ocultar los accidentes no ayuda ni contribuye a evitarlos, ni a impedir que se produzcan nuevas Víctimas. Pero, aun así, se silencian. El Informe de 2017 del Centro de Desminado Humanitario de Ginebra (GICHD) no puede señalar en su mapa interactivo de Víctimas a las que se han producido en el Sahara Occidental, a ambos lados del muro, por falta de datos, si bien expresan en dicho informe su preocupación por el corrimiento de tierras derivados de las últimas inundaciones que, sin lugar a duda, ha desplazado los artefactos explosivos de su posición, generando así un grave riesgo para la seguridad en todo el territorio.

La zona donde Ahmed y Otman han sufrido la explosión no presentaba riesgo hasta hace unos meses, tras las inundaciones en la región de Sakia, que sembraron las minas por doquier, cambiando los últimos mapas disponibles de localizaciones de peligro. De hecho, durante las labores de rescate y evacuación de los dos heridos, el ejército marroquí detectó otros dos artefactos, que fueron desactivados con explosiones controladas. En la zona se han desplegado equipos de desminado para habilitar rutas seguras para la circulación, pero han tenido que producirse dos Víctimas para que se accione esta decisión. Esto es lo triste.

Como siempre, la preocupación de Dales Voz a Las Víctimas no puede ser otra que el estado y el futuro de Ahmed y Otman. Ellos, que no alcanzan los 40 años, son el sustento de sus familias y ahora, sobre todo Ahmed, tienen por delante un incierto camino de recuperación física y psicológica, de inserción social y de superación del episodio más traumático de sus vidas. Desde aquí deseamos su pronta recuperación y trabajaremos para que su sufrimiento no sea en vano y que se abran conciencias para exigir recursos y hechos concretos que permitan abordar de una vez por todas un desminado real y total en el Sahara Occidental, para que la contaminación del territorio no ponga en riesgo más vidas y las que ya lo han sufrido, se vean atendidas y recompensadas por la prolongación innecesaria del peligro.

(Fotografías difundidas por medios de comunicación en árabe en el Sahara Occidental).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: