Dales Voz a Las Víctimas

Inicio » Uncategorized » OBJETIVO: UN MUNDO LIBRE DE MINAS EN 2025

OBJETIVO: UN MUNDO LIBRE DE MINAS EN 2025

Proud-students_4April2016_599X350_496x290

Campaña Internacional contra las Minas Terrestres de Virginia Occidental (EE.UU.) en una acción con estudiantes

La Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas (ICBL) y sus miembros en todo el mundo celebran el 4 de abril como el Día Internacional para la Sensibilización y la Acción contra las Minas, que tiene como objetivo crear conciencia sobre los peligros y las consecuencias de las minas terrestres y otros restos explosivos de guerra en todo el mundo.

De Líbano a Camboya, de Italia a Myanmar, de Bosnia y Herzegovina a los Estados Unidos, desde Albania hasta Alemania, y en todas las regiones del mundo que sufren esta lacra, se están desarrollando hoy toda clase de eventos de sensibilización así como se desarrollan reuniones de alto nivel para accionar las vías diplomáticas que generen iniciativas para abordar esta problemática en toda su extensión, con el objetivo de avanzar en la aplicación y universalización del Tratado de Prohibición de Minas para lograr un mundo libre de minas en 2025.

Todas las campañas en curso, mientras van celebrando los logros conseguidos en el camino hacia un mundo libre de minas y la mejora de la asistencia a las Víctimas de minas terrestres, también se centran en la Educación sobre los Riesgos de las Minas, dando a conocer que son un problema global que necesita del apoyo y la implicación de la comunidad internacional para conseguir el objetivo de asegurar la limpieza y descontaminación de todos los territorios amenazados e impedir su uso en los nuevos conflictos armados.

El Tratado de Prohibición de Minas sigue siendo un tratado internacional humanitario ejemplar y de referencia, todos los días y en todos los rincones del mundo. Como resultado de este Tratado, se han salvado infinidad de vidas30 países ya pueden colgar con orgullo el cartel de «libre de minas»más de 49 millones de minas almacenadas han sido destruidas; la producción y la transferencia de minas prácticamente han cesado y más del 80% de los países del mundo se han unido al Tratado. Estos son fuertes indicadores de un gran avance hacia la meta de un mundo libre de minas.

Sin embargo, importantes desafíos deben ser afrontados aún. Las minas terrestres continúan siendo graves amenazas en todo el mundo. Por ejemplo, en 2014 y 2015 las fuerzas del gobierno de tres países (Myanmar, Corea del Norte y Siria) y grupos armados no estatales en otros diez (Afganistán, Colombia, Iraq, Libia, Myanmar, Pakistán, Siria, Túnez, Ucrania y Yemen) han utilizado minas terrestres.

10737936_10152415030908016_1600309102_o

Cada cuatro horas a alguien, en algún lugar, es Víctima de un accidente de mina. En el último año, el número de Víctimas por minas terrestres y REG aumentó un 12%. Se hace prioritario concienciar a la población del riesgo que suponen estas armas prohibidas, que permanecen ocultas bajo tierra, activas durante mucho tiempo, y explosionan por contacto, manipulación o presión, causando daños tremendos sobre el cuerpo humano, principalmente en las extremidades inferiores y superiores.

Las minas terrestres están diseñadas para ser colocadas en tiempo de guerra como elemento defensivo para frenar incursiones enemigas y para proteger enclaves estratégicos militares, principalmente, de manera que se disuada de intentar atravesar las líneas marcadas como «campo de minas». Con el tiempo, son amenaza permanente para la población civil en tiempo de paz y un obstáculo para la reconstrucción post-bélica y el desarrollo socio-económico de los países al término de un conflicto armado. Las minas son armas concebidas para ocasionar al enemigo costes adicionales enormes y, por ello, no están diseñadas para matar, sino para mutilar, obligando a crear todo un entramado de atención médica y terapéutica que limita los recursos económicos de las fuerzas enemigas, sin considerar en absoluto las consecuencias en términos de vidas humanas.

57 Estados y otras cuatro áreas territoriales, entre ellas el Sahara Occidental, siguen afectados y contaminados por minas terrestres, mientras que 35 Estados todavía tienen que unirse al tratado, entre ellos Estados Unidos, Israel, China, Rusia y Marruecos.

A pesar de la necesidad existente, los fondos para Acción Contra Las Minas se han reducido un 5%, ya que los países donantes aportan menos al presupuesto general de las Naciones Unidades, a  través de cuyas Agencias se desarrollan los programas específicos de sensibilización, desminado humanitario y atención a las Víctimas, en colaboración con los países y ONGs especializadas adscritas a proyectos.

La Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas cree firmemente que todos los Estados Partes en el Tratado de Prohibición de Minas pueden alcanzar el objetivo marcado para el año 2025. Sin embargo, no puede lograrse sin una fuerte determinación y el apoyo político y financiero constante para aplicar el Tratado de Prohibición de Minas. Aprovechando esta oportunidad, ICBL hace un llamamiento a todos los Estados, en particular a los Estados Partes en el Tratado de Prohibición de Minas, y a la sociedad civil del mundo entero para continuar juntos en la lucha contra las minas terrestres y su uso, así como para instar a todos los países no adheridos a que sean Parte, para poder avanzar en el objetivo de un mundo exento de minas en 2025. ICBL no va a escatimar esfuerzos para lograr un mundo libre de minas en 2025.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: