Dales Voz a Las Víctimas

Inicio » Uncategorized » SENTIR LA “PLEGARIA PARA LAS VÍCTIMAS”

SENTIR LA “PLEGARIA PARA LAS VÍCTIMAS”

imagen_02Desde primera hora de la mañana pendientes, compartiendo en la distancia la emoción y los nervios con cuantos están colaborando sin reserva alguna con Dales Voz a Las Víctimas. Preparar un espectáculo en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf (Argelia) es todo un mundo, por la falta de recursos y las condiciones en general. Es loable la labor de cuantos se dejan las pestañas porque cada una de las actuaciones y cada uno de los actos previstos en ARTifariti salgan cumpliendo los objetivos. Por eso, aún tienen más valor y se engrandecen. Como decía, esta mañana nos echábamos las manos a la cabeza pendientes cada segundo de noticias, de saber qué tal salió todo, porque tanto esfuerzo y tanta ilusión como la depositada en la composición músico-teatral Plegaria para las víctimas nos mantenía a su lado, de la mano, apretando fuerte las suyas para que sintieran que estamos también con ellos, aunque a miles de kilómetros insalvables.

imagen_09Cuatro artistas, tres saharauis -Jadiyetu Luaili, Lekuar Mohamed y Salma Hamudi- y una mexicana -Olivia Mora-, vestidas cada una con una melfa con los simbólicos colores de la bandera de la RASD, daban vida a la plegaria. Paredes desnudas y una enorme maraña de alambrada que simula a la que rodea el Muro Marroquí en el Sáhara Occidental, el muro de la vergüenza. Vestida de verde, Olivia Mora rompe la quietud del espacio, sorprende atravesando ese nudo de alambre portando el cartel de Dales Voz a Las Víctimas y lo coloca cuidadosamente en una de las paredes. Con fondo de música suave, una vasija tradicional saharaui en el centro y rodeadas por las fotografías de los supervivientes de explosiones de minas terrestres, las cuatro comienzan el rezo que daba vida a la Plegaria para las víctimas. De nuevo silencio sólo roto por el sonido del agua con la que se lavaban, llenaba el espacio del centro Dales Voz a Las Víctimas, donde los invitados permanecían inmóviles atentos a cada detalle. Las cuatro mujeres irradiaban solidaridad con las víctimas, se palpaba su tremendo grado de compromiso con ellas. Concentración absoluta en la historia individual de cada uno de los protagonistas de las imágenes que las rodeaban, sintiéndoles allí, haciéndoles partícipes directamente a través de la vivencia de sus propias tragedias. No están solos.

imagen_10Con sumo respeto y cuidado, Jadiyetu, Lekuar, Salma y Olivia iban poco a poco recogiendo las fotografías del suelo y en un emotivo acto, acompañado de música y movimientos artísticos, fueron colocándolas en su lugar, vistiendo de nuevo las paredes del centro, ese que se creó para ellos y para ellas, el que sus derechos se reclaman y sus tormentos se denuncian ante este mundo mediocre que no quiere darse cuenta de las terribles consecuencias y los dramas humanos que generan los restos explosivos de guerra. Casi sin darse cuenta, los invitados estaban participando de manera activa en la performance y tocaban las fotografías acariciando los rostros de esas personas que sufren injustamente, sintiendo cada lágrima y cada sonrisa como suya. En un momento, hasta el último de los presentes, respiraba profundo para tragar un nudo en la garganta, un temblor incontrolado de impotencia y un sentimiento de solidaridad y apoyo difícilmente explicable. Hay que acercarse a sus historias para comprender cuán enorme es la tragedia, cuán necesaria es la plegaria.

Gimagen_08racias a la impecable interpretación de las cuatro artistas y a la magistral dirección de la mexicana Cristina López, Dales Voz a Las Víctimas ha podido cumplir un sueño. Hemos logrado que las personas que han visto esta obra teatral sientan dentro de sus corazones a las víctimas, se identifiquen con el sufrimiento impuesto por la cobardía de estas armas que se ocultan, pero que están. Esa lágrima que resbala por la imagen de una víctima impresa en lona es el reflejo fiel del mayor de los sentimientos, el de la complicidad, el de la amistad, el del cariño que se otorga cuando el corazón se entrega a los sentimientos. Hoy, a través de Plegaria para las víctimas, les sintieron dentro. Desde hoy, su conexión con las víctimas será real y para siempre.

imagen_11Y hay que seguir, hay que continuar creando conciencia, sembrando sentimientos de solidaridad que canalicen ríos de apoyo en distintas formas hacia las víctimas saharauis de minas y hacia sus familias. Su ejercicio de generosidad demuestra su tremenda implicación con su pueblo y se plasma en la propia esencia de sus vivencias, que nos las ponen en la mano para que les demos voz, para que las contemos y sus experiencias sirvan de ejemplo para evitar nuevos accidentes, nuevas tragedias personales, así como para manifestar abiertamente lo vulnerables que son por vivir siendo refugiados en el desierto con tantas limitaciones físicas y psicológicas. Tremendo poder el del arte para crear espíritu social con respecto a una causa. Indudable en este caso. Sentimientos que perdurarán, eso es lo grande. Pasaron los nervios, recibimos la mejor de las noticias y ahora queda esta incurable sensación de gratitud eterna a todos cuantos han hecho posible que la Plegaria para las víctimas se pose en el interior de cuantos hoy han podido disfrutarla y, ojalá, en la de alguno más que viéndolas, pueda imaginarla.

©Elisa Pavón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: